Esmeralda 135 4to "D" CABA, C1035ABC, Argentina
+54 11 5199-0222

Favorable evolución del trigo 2019/2020

10/07/2019

Favorable evolución del trigo 2019/2020

Región norte

En el norte de Buenos Aires hay dos tandas en la siembra de trigo: los ciclos largos se implantan en mayo y los cortos preferentemente durante junio. Este año se sembraron normalmente los tempranos, pero se atrasaron los tardíos, porque a mediados de junio hubo un fuerte temporal seguido de muchos días nublados.

“Los ciclos largos están macollando y muestran muy buen desarrollo luego de haber recibido una fertilización con fósforo y la primera aplicación de nitrógeno”, afirma el consultor Julio Lieutier, que trabaja en esa zona. “Fue necesario un primer tratamiento para controlar la roya”, agrega.

“La segunda tanda de siembra está iniciando el macollaje con buenas perspectivas por el mantenimiento del tiempo frío y es objeto de la primera fertilización nitrogenada”, añade. Las lluvias fueron escasas durante julio y agosto en la zona, pero los suelos tienen humedad en profundidad, lo que lleva a esperar rindes cercanos al promedio si la primavera resulta normal.

Hacia el sur

En la zona triguera sur los cultivos también evolucionan favorablemente en pleno macollaje. “Se terminaron en fecha todas las siembras, con buenas emergencias”, admite el consultor Benjamín Banks, que trabaja en el partido de Tres Arroyos.

“Luego sobrevino un período seco y con heladas que atrasó un poco al trigo y, sobre todo, a la cebada, que muestra las hojas amarillas, pero que podrá recuperarse”, agrega.

En la zona están revisando la oportunidad de la fertilización nitrogenada, al enfrentar un ambiente seco y con bajas temperaturas. “La aplicación de urea podría no ser conveniente si la seca se prolonga”, advierte el técnico.

Por ahora no se observan síntomas importantes de enfermedades, aunque Banks sabe que aparecerán más adelante y que se deberán enfrentar con aplicaciones tempranas de fungicidas. La expectativa de evolución del trigo es normal en un año climáticamente neutro, una condición que favorece la expresión de los rendimientos del cereal.