Esmeralda 135 4to "D" CABA, C1035ABC, Argentina
+54 11 5199-0222

Efecto PASO y sequía: cambió la tendencia en el mercado de fertilizantes y podría cerrar 2019 con una baja del 5%

01/10/2019

Efecto PASO y sequía: cambió la tendencia en el mercado de fertilizantes y podría cerrar 2019 con una baja del 5%

El mercado de fertilizantes para el campo pasó de esperar una suba de 8/10% hasta hace unos meses a recortar ese crecimiento al 3/4% tras las PASO y ahora estimar una caída de hasta el 5%.

Ese es el dato que hoy maneja la industria, según señaló Jorge Bassi, presidente de Fertilizar Asociación Civil, entidad que agrupa a las empresas del sector. Bassi informó sobre esta estimación tras una jornada sobre fertilización en soja.

El año pasado, el mercado de fertilizantes alcanzó un total de 4,3 millones de toneladas, un nivel récord.

Alcanzó ese número luego de que, con las trabas del gobierno anterior al trigo y el maíz, se perdieran más de 2 millones de hectáreas en superficie y el mercado de fertilizantes cayera a un mínimo de 2,48 millones de toneladas.

Con ese nivel había retrocedido al registro de 2009, cuando fue afectado por una dura sequía y tras la batalla entre el campo y el gobierno anterior en 2008 por las retenciones móviles que hizo mermar la inversión en tecnología.

Tras el récord del año pasado, 2019 se proyectaba con 8/10% más. El escenario pos PASO, entre otros factores, recortaron la expansión a 3/4%.

Sin embargo, la misma incertidumbre electoral más el efecto sequía hicieron que en agosto pasado el uso de fertilizantes en trigo frenara el envión. En consecuencia, se reconfiguró el mapa del mercado.

“Entre la sequía, la pre PASO y pos PASO, agosto fue difícil”, indicó. Bassi dijo que un eventual retroceso del 5% es “un número lógico”.

En cuanto a la situación climática, la Bolsa de Comercio de Rosario señaló en un informe que las últimas lluvias “en Buenos Aires solo alcanzaron al 20% del área con 15 a 30 mm”. En esa provincia van más de 100 días sin lluvias significativas, según el reporte de la entidad. Además, indicó que la sequía abarca al 75% de Buenos Aires.

Como dato positivo, tras la performance de agosto en septiembre hubo “un buen despacho” de fertilizantes para el maíz que se está sembrando.

Este maíz, de siembra llamada temprana, no parece haberse resentido en cuanto a superficie. Los interrogantes, en cambio, están sobre el maíz tardío de noviembre o el de segunda que sigue al trigo.

Vale recordar que en maíz la Bolsa de Cereales de Buenos Aires prevé sólo 100.000 hectáreas más para grano comercial, a 6,4 millones de hectáreas, cuando hasta hace unos meses se espera un crecimiento mayor.

Bassi insistió que en agosto hubo “una pérdida” en el mercado que ya modificó las proyecciones, pero no obstante se mostró optimista: “Está por verse, en el mejor de los casos puede ser que repita (el nivel del año pasado)”.